“La miseria de Madrid”, de Enrique Gómez Carrillo

Cubierta La miseria de Madrid.jpg

Prólogo de José Luis García Martín

Al escribir sus memorias, Gómez Carrillo se convirtió en un adelantado de la moda actual de la autoficción. No busca en ellas la exactitud notarial: más que libros de recuerdos son novelas «basadas en hechos reales». La miseria de Madrid no es una novela, sino varias en una. La primera de todas, una novela picaresca. El protagonista, que apenas ha cumplido diecinueve años, aparece en Madrid acompañado de su amante francesa, como Adán y Eva recién expulsados del paraíso. El contraste entre la capital de España y la capital del mundo, París, que acaban de abandonar, no puede ser mayor; Gómez Carrillo no nos ahorra ningún peyorativo detalle.

La novela de un literato, como las memorias de Cansinos, podría titularse otra de las tramas que se entrecruzan en este libro. Gómez Carrillo nos habla de la publicación de su primer libro, del café Fornos, donde se reunían los jóvenes escritores de la época, y de la tertulia de la librería de Fernando Fe, en la que recalaban las viejas glorias. Todavía no había llegado a España la revolución modernista. Otra novela de este compendio de novelas tienen que ver con la gran narración histórica, a la manera de la Salambó de Flaubert, que Gómez Carrillo soñó siempre con escribir.

Enrique Gómez Carrillo (Guatemala, 1873 – París, 1927), escritor, periodista y diplomático, llevó una vida bohemia y cosmopolita que le reportó una celebridad sin parangón en las letras hispánicas de su tiempo. Protegido en sus inicios por Ruben Darío, pronto volaría solo, codeándose en París con los grandes escritores del momento (Verlaine, Moréas, Leconte de Lisle…) antes de viajar por primera vez a España a finales del siglo XIX. Desde principios de siglo, pero sobre todo durante la Gran Guerra, fue uno de los periodistas más prolíficos y leídos en Europa e Hispanoamérica. A su fama contribuyó mucho su leyenda de conquistador, a la que según se dice, sucumbió la propia Mata-Hary. Fue sonado, aunque no duradero, su matrimonio con la famosa cupletista Raquel Meller. Poco antes de morir se casó de nuevo con la salvadoreña Consuelo Suncín, quien luego sería la esposa de Antoine de Saint-Exupéry. Enrique Gómez Carrillo se convirtió pronto en un personaje de las biografías y las ficciones ajenas, pero ninguno con tanta alacridad y gracia como el retrato que de sí mismo nos ofrece en La miseria de Madrid.

ISBN 978-84-949873-0-4  /  PVP 15,00 €

Anuncios