“Carta a un amigo”, de Víctor Botas

Portada Carta a un amigo BotasCuando Víctor Botas publica su primer primer libro, Las cosas que me acechan (1979), tenía ya treinta y tres años. Antes de llegar a reconocer su propia voz, Botas había escrito numerosos poemas que nunca publicaría. Algunos de esos poemas estaban lejos de ser meros ejercicios de iniciación. Guardados celosamente en una carpeta, y fechados entre 1976 y 1978, cerca de trescientos poemas permanecieron a la espera de que su autor les diera una nueva oportunidad, la que por desgracia la fortuna no le concedió a él mismo.

José Luis García Martín ha seleccionado ahora medio centenar de esos textos inéditos. Habla en ellos Víctor Botas de los mismos temas que encontramos en el resto de sus libros: el mundo romano, su familia, los viajes, la cotidianidad y la desesperanza de un vivir para la muerte. Queda también una muestra de sus inquietudes políticas, tan propias de aquellos años de la Transición, tan opuestas ideológicamente a las que caracterizarían su madurez.

Carta a un amigo y otros poemas previos no se incorporará no forma parte de su obra canónica, pero en absoluto la desemerece. Por eso no debe faltar faltar en la biblioteca de ninguno de sus ladmiradores. Aquí está el poeta en sus comienzos y también el hombre, que nos abre algunas parcelas de su intimidad luego veladas cuidadosamente.

Víctor Botas (Oviedo, 1945-1994) se licenció en Derecho y, tras ejercer fugazmente la abogacía y la docencia se dedicó a sus negocios y buscó refugio en la creación literaria. Poeta tardío, se dio a conocer con Las cosas que me acechan (1979), de marcada ascendencia borgiana, al que seguirían Prosopon (1980), Historia antigua (1987) y Retórica (1992). Lo fundamental de su obra poética se recogió en el volumen Poesía. 1979-1992 (1994). Ya póstumas aparecieron Las rosas de Babilonia (1994) y dos ediciones de su poesía completa: Poesía (1999) y Poesía completa (2012), todas ellas al cuidado de José Luis García Martín.

Además de poeta sobrío, intenso y emocionado fue Botas un gran recreador de poemas ajenos (Horacio, Pessoa, Marcial, Li Po, John Donne…), un humorista de la estirpe de Marcial y también un excelente narrador. Desde Mis turbaciones (1983), ficción de corte autobiográfico con el humor y el erotismo como protagonistas, o Rosa rosae (1992), novela que recrea con rigor y desenfadados anacronismos la turbulencia vital del imperio romano en la época de Tiberio, hasta los dos libros narrativos publicados tras su muerte: la novela corta Yanira (1996) y el conjunto de relatos de El humo del Vesubio (1997).

Víctor Botas murió en Oviedo el 23 de octubre de 1994.

 

 

Impronta
ISBN 978-84-942941-3-6
PVP: 12,00 euros
Anuncios